sábado, 18 de febrero de 2017

CONOCIMIENTO DE SI MISMO

Por qué y para qué propicia el Espiritismo el conocimiento de sí mismo?


El conocimiento del hombre y de su personalidad es un tema que conflictúa a algunos y para otros, pasa desapercibido. Esta diferencia radica sustancialmente en el proceso de evolución en que se encuentra el ser.

El hombre despierta esta inquietud, cuando por medios conscientes procura su propia evolución.
Lo comprende en parte, pero aún se resiste a abandonar estados que conforman su propia personalidad, porque ésta satisface su vanidad, su ego; o su propia ambición de espíritu.

Una posición más amplia respecto al conocimiento de sí mismo le da al hombre la posibilidad de mayor libertad. Esta libertad se evidencia en el manejo de situaciones con una óptica universalista, y responde al intento de lograr su propia transformación moral y llegar a ser el hombre y el espíritu que ambiciona ser.

La conquista de la libertad es lo más cercano al concepto de felicidad que pueda ambicionar.

Así, el hombre, consciente de su destino trascendente, y procurando conducir con responsabilidad a su familia, busca el saber, lo que le dará a su alma la exaltación íntima de su unión con una Verdad superior. Disciplina del pensamiento, sentimientos mas armoniosos al bien que comprende y un accionar acorde a estos dos estados, propicia la transformación moral.

CONÓCETE A TI MISMO, tan antiguo como la filosofía misma, sigue teniendo vigencia y el espiritismo lo rescata y lo proyecta hacia una nueva visión del hombre.

...S. Smiles dice en su libro "El carácter": "El dominio de sí mismo es la raíz de todas las virtudes. Cuando el hombre da rienda suelta a su libertad y a sus pasiones, pierde instantáneamente su libertad moral."

...
No hay progreso consciente sin la observación atenta de sí mismo. Es preciso vigilar todos nuestros actos, al mismo tiempo que los pensamientos y sentimientos, que lo generan y alimentan, a fin de saber en qué sentido debemos dirigir nuestros esfuerzos para mejorarnos, sin olvidar que no sólo somos responsables de lo que hacemos, pensamos o sentimos, sino también de que dejamos de hacer, pensar o sentir. Tratar siempre que el resultado de nuestra comprensión se refleje constantemente en cada una de las facultades del espíritu. Y cuando el hombre logra el dominio de su personalidad (que no significa superación total del error), y el control de sus reacciones, el espíritu puede considerarse en una medida, libre para impulsar su evolución consciente.

"Abocarse al conocimiento de sí mismo, es la más poderosa fuerza que debe desarrollar el hombre, porque se pone en contacto con la ley que rige la evolución de los seres conscientes del universo."

Así nos enfrentamos a esa gran responsabilidad que implica el descubrimiento de nuestro YO, ya sea en su imperfección primero, ya en la capacidad que cuenta para renovarse, para instruirse, para crear condiciones de superación y acceder a una posición universal en la escuela del conocimiento.

El conocimiento de sí mismo en su proyección mas generosa es también una forma de hacernos agradables a las personas que nos rodean por consideración a ellas.

¿Cuál es el método para comenzar el análisis de nuestra personalidad: cómo hacer para conocernos?:

  • Realizar un análisis retrospectivo de nuestros actos, sentimientos y pensamientos desde la edad de 14 años hasta al presente. Valorarlos en los momentos de reflexión, pidiendo ayuda a nuestro Espíritu Protector. Valorar la posición de hijo/a, de hermano/a, de padre o madre, de compañero/a, de amigo/a, de ciudadano/a.
Valorar a los padres y las virtudes que poseen, sin juzgarlos, sino analizando su conducta para aprender de sus aciertos y errores, y si hace falta, disculpar sus equivocaciones, intentando que su experiencia de vida sirva como fuente de aprendizaje para nosotros.
¿Por qué 14 años? Porque a esa edad el ser entra en su Libre Albedrío, es decir es responsable de lo que hace, piensa, dice, siente, aunque aún la personalidad no esté completamente formada, pero ya se registra en "El libro de la Vida".

  • Para esta tarea debemos adoptar una actitud de serenidad, lucidez e inspiración. No se puede hacer un análisis sincero y profundo durante la vorágine diaria, sino en los momentos de calma, conectándose previamente con el estado espiritual elevado.
  • Sinceridad para con nosotros mismos: tener para nosotros la misma meticulosidad y exigencia que tenemos para analizar la personalidad ajena, sin disculpar nuestros estados, que comprendemos interfieren en la lucha diaria, no para apesadumbrarnos, sino para tratar de superarlos.
  • Detenernos a meditar y analizar cada impulso erróneo con la finalidad de detectar a qué tendencia o debilidad profunda del espíritu corresponde. Esa meditación irá alertando y fortaleciendo el control de nuestros actos, muchas veces antes que éstos se manifiesten.
Por ejemplo, analicemos nuestra FORMA DE EXPRESIÓN:

Siempre es más fácil comenzar por lo inmediato, que por simple y cotidiano se desestima, pero que va marcando los pasos para llegar a lo mas profundo y conflictivo del ser humano.

Por ello decimos que la expresión, el modo de manifestarse, nos esta dando la primera pauta de la personalidad.

Cuando queremos entender a una persona, nos fijamos como habla, como se expresa, que cosas dice. Por allí comienzan los sentimientos y pensamientos a manifestarse.

Este primer paso, que puede parecer simple, es la manifestación externa que delatará paulatinamente al espíritu. 

  • Si las expresiones son cálidas y dulces emanan emoción y ternura.
  • Los gritos evidencian violencia emocional, imposición y personalismo.
  • Las malas palabras, falta de respeto al semejante.
  • Los silencios prolongados, meditación o indiferencia, falta de comunicación, orgullo.
  • El hablar demasiado, falta de meditación, exaltación de la personalidad, falta de respeto por escuchar la opinión ajena.
  • Las ironías, burla, falta de valentía para decir las cosas de frente.
Y como éstas, hay infinidad de situaciones que cabría analizar, para comenzar a conocerse a sí mismo a través de las expresiones que usamos, es decir, la forma con que nos comunicamos con los demás -la consideración que sentimos hacia los otros, o si simplemente les hacemos "soportar" nuestra personalidad como es-.

Otro ejemplo: EL PENSAMIENTO

  • ¿Puedo pensar libremente o me envuelvo en mis propias conjeturas? 
  • ¿Soy dueño de mis pensamientos?
Ser dueños de nuestros propios pensamientos es saber detenernos a analizar sobre lo que estamos pensando, si hay en ellos juzgamientos o tienen influencia de otros errores humanos como la envidia, el egoísmo, los celos, etc.

Debemos desconfiar de nuestros propios conceptos, si estos no fueran conscientemente analizados, si no hemos sabido rescatar de cada situación de vida el aspecto positivo, si no somos capaces de observar las situaciones con justicia y ecuanimidad.

  • "Quien domina sus pensamientos es dueño de su conducta". Esto es una gran verdad.
  • ¿Qué debemos hacer?
Una reflexión diaria, vida interior, preocupación por conocer nuestra forma de pensar, planificarnos un método comunicación, dialogo.

VERACIDAD

Significa no justificarnos, tener valentía y objetividad para admitir nuestra propia incapacidad de dominar algunas situaciones.

"Soy nerviosa, por eso grito". 
"Me hacen enojar, por eso me violento".
"Ese es mi carácter, que los voy a hacer".
Esto no es así. Debemos ser capaces de detenernos a pensar que la verdad no requiere gritos, requiere razones. "La fuerza del grito la da la debilidad de la sinrazón".

  • ¿Hago juzgamientos rápidos?
  • ¿Hay placer en la critica? ¿Hay placer en ver los errores de los demás?
Muchos usan el "piensa mal y acertarás". Esta aseveración es totalmente equivocada, es preferible equivocarse por haber pensado bien que condenar a un inocente. Pensar bien de los demás no nos convierte en ingenuos, o atropellados, ni nos quita lucidez para analizar las situaciones.

DIVAGACIONES
  • ¿Puedo concentrarme en procurar analizar situaciones, o mi pensamiento divaga sin rumbo? ¿Son mis pensamientos profundos o vanos? ¿Poseen un valor real?
Todas esa preguntas y sus respuestas y muchas más que podemos hacernos nos llevarán a esclarecer los puntos básicos que conforman nuestra personalidad.

Adoptar una posición de valoración y de humildad: ambas actitudes muy difíciles de lograr. No olvidemos que este es un método para toda la vida, no para un día o un año, y que la constancia en el análisis nos abrirá nuevos panoramas.

HUMILDAD: significa reconocer nuestras limitaciones, saber que algunas podemos superarlas y otras no, lo que no quiere decir que nos deprimamos, o que adoptemos una actitud "que me aguanten como soy". La lucha debe ser permanente porque aún nos falta mucho para interpretar a Dios y sus Leyes. Hay situaciones en la vida que no podemos comprender, que debemos aceptarlas y convivir con ellas, sin que nos produzca rebeldía o desconformidad aunque desconozcamos las causas que lo motivaron.

VALORACIÓN: por un lado, de lo que poseemos y por el otro de nosotros mismos.

De los que poseemos: sentir agradecimiento por la familia. Valoración de las personas que nos rodean, reconocer sus virtudes. ¿Sentimos agradecimiento a la vida; o la enfrentamos porque consideramos que no nos dio lo suficiente?

Valoración significa aceptación, con criterio optimista y sin dejar de luchar por nuestro progreso. Significa deslindar lo trascendente de lo secundario, y significa analizar además como nuestra personalidad afecta a los demás.

Dicen los Espíritus: 
"El ser está en continua lucha consigo mismo, porque desea llegar al equilibrio; equilibrio que le darán las experiencias vividas, los desengaños y el conocimiento de la personalidad imperfecta. El espíritu encierra en sí potencias que los llevarán al control de la personalidad. Por ello disponerse con vocación a la espiritualidad.
Por ello es necesaria la valoración permanente de los estados básicos que hacen a la personalidad del ser para medir en que medida está influenciando en nuestra forma de apreciar las cosas. Luego de ello viene la fuerza íntima que promueve la voluntad para el control del pensamientos que alimenta nuestros sentimientos erróneos y como última parte para llegar al dominio de sí mismo."

La valoración de nosotros mismos significa saber:
  • ¿Cómo se encuentran mis sentimientos? ¿Por quién soy capaz de sentirme bien?. Medirlos por la preocupación que sentimos por los demás.
  • ¿Siento el conocimiento espirita como una necesidad? ¿me gusta? ¿lo siento como una seguridad?
  • ¿Qué elementos hay en mi capaz de hacer feliz a otros?
  • ¿Soy un elemento estabilizante, armonizante o de discordia?. ¿Cómo trasciende mi conducta con mis hijos, con mi cónyuge? ¿Soy ejemplificante?
  • ¿Tengo conquistas en la humildad? Ser humildes significa desarrollar un sentimiento de consideración hacia las personas, sus logros y sus yerros.
  • Ser capaces de medir nuestra capacidad de comprensión por la capacidad de juzgar ante la falta.
  • ¿Somos capaces de reconocer las virtudes del prójimo o aprender de ellas?
Recordar que todo análisis meticuloso de nuestra personalidad incluye una dosis de vergüenza y dolor, pero que ésta no nos anule, sino que nos impulse al cambio.

COMUNICACIÓN: el diálogo, la comunicación como toda una disciplina que la pareja humana en función matrimonial debe cultivar para aunar criterios, conformar fuerzas, establecer armonía y llegar al entendimiento, aunque no necesariamente piensen igual.

LECTURA PERIÓDICA: buscar lecturas que estimulen nuestra concentración, que nos enriquezca como personas y que nos ejercite en la reflexión metódica, en el análisis.

FE - SEGURIDAD: en el continuo progreso y optimismo en los logros obtenidos.

  • ¿POR QUÉ CAMBIAR? ¿POR QUÉ DEBEMOS DESGLOSAR ERRORES? Este es otro interrogante que plantea el conocimiento de sí mismo. 
  • Porque en un momento de nuestra evolución fueron necesarios para progresar: ¿CÓMO ES QUE CRECIERON?

¿CUALES SON LAS TENDENCIAS ERRÓNEAS QUE DEBEMOS DETECTAR Y QUE SIGNIFICARON ESTAS EN LA EVOLUCIÓN DEL SER?

Debemos saber que cada una sirvió para encontrar una solución de vida. Es la exageración de su uso lo que transformo esas tendencias en erróneas. Por eso algunas se marcaron más que otras, por eso cada persona tiene una característica diferente.

VEAMOS:

Frente a todo este panorama evolutivo y en el ámbito cotidiano recordemos que:
  • Es en la familia donde nos manifestamos como somos realmente, sin acondicionamientos. La familia es el sitio donde se ensayan todas las virtudes y donde dejamos que surjan con cierta libertad los sentimientos negativos. Allí es donde el ser, libre de presiones del medio, se manifiesta como es y puede llegar a conocerse realmente.
  • El conocimiento profundo de la personalidad espiritual no aflora en la tranquilidad y en el bienestar, aflora cuando es contradecido en sus anhelos, en sus ambiciones y es en eso momentos cuando nos evidenciamos tal cual somos.
  • La finalidad del espíritu es el AMOR y tarde o temprano, el espíritu llega a él. Pero cuando el hombre descubre que el camino del amor es el mas elocuente, el más feliz, aunque conserve aún muchos errores, se puede decir que su espíritu se inspira en Dios, para luchar y progresar en bien de sus semejantes y de toda la humanidad.
  • El desarrollo del amor es un estado que permitirá transitar etapas futuras hacia una libertad consciente.
Así frente a la pregunta, ¿quien soy? ¿cómo soy? ¿que nos contestamos? 
Partiendo de un máximo de sinceridad y admitiendo un máximo de buena fe podemos dar las siguientes interpretaciones de la personalidad de cada hombre:

  • Cómo creo ser: cada uno tiene su concepto. Es el yo visto por cada uno. Como pienso, siento y actúo.
  • Cómo deseo ser: el yo del hombre no coincide con su ideal. Acá interviene el conocimiento espirita, con el conocimiento del yo.
  • Cómo creo que me ven: generalmente nos sobrestimamos al analizar como nos ven los demás: marido, esposa, jefe, compañeros de trabajo, etc. Existe una tendencia a creer que nos ven mejor de lo que somos, que nuestros errores o defectos, aunque los ubiquemos, no son tan visibles a los demás, y sucede exactamente lo contrario, incluso cuando los queremos disimular.
A veces existe subestimación. No hay un punto exacto. Generalmente nos interesa quedar bien o resultar simpáticos o agradables. No hay un concepto claro al respecto porque estamos actuando involucrados emocionalmente.
  • Cómo nos ven en realidad los demás: en este aspecto es interesante recalcar que hay que escuchar las criticas que nos hacen quienes nos quieren.
Sería ideal poder sintetizar estos juicios en uno solo. De su coincidencia llegaríamos al conocimiento de nosotros mismos.

De cualquier forma, el esfuerzo por la transformación debe hacerlo sin duda, el hombre mismo, cada uno de nosotros.

...CONTINUARÁ.

AMOR FRATERNAL

sábado, 4 de febrero de 2017

LA SESIÓN MEDIUMNICA EN UN CENTRO ESPIRITA - Parte II

EJEMPLO DE SESIÓN DE ESTUDIO Y EXPANSIÓN MORAL

Fecha: ENERO DE 2001
TEMA: "El dolor como factor de equilibrio e instancia superadora del hombre hacia sí mismo, pretendiendo en el individuo comprensión cabal de las circunstancias dolorosas con una apertura por la aceptación."

Apertura de la sesión con la presencia de los miembros del conjunto únicamente.

Oración de apertura
DIALOGO POR MEDIUMNIDAD DE RECEPCIÓN (ESCRIBIENTE)

  • Director: Solicita al médium evoque al Guía o al Espíritu que él designe.
  • Espíritu: Buenos días, estoy presente como Guía a Servir.
  • Director: Saluda. En el pedido previo ponemos a tu consideración nuestros estados fluidicos por si hay que hacer algún ajuste a nivel general e individual.
  • Guía: Como Guía observo que es necesario reconocer estados de disconformidad y apatía.
  • Director: Indica hacer un reconocimiento y luego retomar el diálogo.
  • Miembro de conjunto 1: ---------------------------
  • Miembro de conjunto 2: Apatía-------------------
  • Miembro de conjunto 3: ---------------------------
  • Miembro de conjunto 4: Disconformidad--------
  • Miembro de conjunto 5: ---------------------------
  • Director: Hemos hecho el reconocimiento ¿tienes algún otro estado o punto en especial para el desarrollo de la sesión de hoy?
  • Guía: Si, proponer que el tema trate de encuadrarse dentro de los objetivos fijados, si es necesario, tratar de concientizar a la asistencia sobre el tenor de sus inquietudes. Debe prevalecer el estado de comprensión y aceptación de la prueba como verdaderamente es, de esta manera, intentaremos aportar en cada uno de ustedes un nuevo elemento positivo que los integre a la vida universal. Buenos días. Espíritu Guía.
Comienzo de sesión con asistentes.
DIALOGO POR MEDIUMNIDAD DE RECEPCIÓN (ESCRIBIENTE)

Espíritu: Buenos días, estoy al trabajo como Espíritu.
Director: Saluda. El tema los hemos venido explicando en reuniones anteriores. Hoy tiene la característica de general e individual. ¿Antes del diálogo tienes algún estado?
Espíritu: Brevemente. 
Ustedes espíritus encarnados tienen que considerar este tema, y dentro de el todos los factores que a vuestro juicio son desequilibrantes para vuestra ansiada paz como hombres.
Nuestro propósito consiste en que empiecen a abrir sus corazones y las mentes, para ver y observar que los hechos de la vida representan posibilidades y que de ellas se extrae un importante caudal que cubre una necesidad del espíritu que no pudo realizarlo por medios conscientes; pero estos estados preliminares al objetivo que nos hemos propuesto tienen que conducirlos a comprenderse integrados  a un movimiento universal donde la desesperanza no existe y donde todo tiene que constituir motivo de agradecimiento.
Se vuestras realidades, más pido apertura para iniciar este camino y principalmente planteo como inicio de este camino de análisis puntual ¿qué se siente cuando la vida a través de cualquier factor contradice un estado de hombre? ¿siente agradecimiento y ubicación, o siente aversión y trata de huir conservándose ignorantemente? 
Los invito a imponer un nuevo sentimiento en vuestras vidas para ser mas felices y libres, y por sobre todo sinceros.

Director: Creo que lo que planteas está dentro del nivel de comprensión, pero no aceptamos con plenitud. Sabemos observar desde el ángulo de la justicia divina, pero cuando es para los demás, cuando es para nosotros el ángulo de la observación cambia. ¿Es el dolor una causa motivante a la pérdida de oportunidades que la vida nos propone?
Espíritu: No es una causa que conduce a perder oportunidades, el dolor encuadra al individuo en un ámbito con características de profundidad emocional y mental que lo conducen a desarrollar sobre esas dos realidades las fuerzas necesarias para comprender la superación.
Director: Cuando el nivel intelectual y moral del ser promueven a un cambio de su conducta y el ser no se aviene ¿es el dolor el que promueve el encuadre?
Espíritu: Si, más el dolor en su actuación tiene márgenes de actuación para todos los seres de manera distinta.
Director: Cuando el dolor inicia su proceso y cuando el ser se encuadra, ¿este se atenúa y desaparece?
Espíritu: Totalmente.

Asistente 1: ¿Por qué es limitativo el dolor, al punto de que el ser se reconcentra en sí mismo?
Espíritu: Perfectamente, tu pregunta es fundamental para comprender el tema, te contestaré. El hombre tiene tendencias, precisamente son ellas las que promueven una acción directa de la ley equilibrante; pero esta acción de la ley tan justa, tan exacta y tan oportuna, está destinada a crear inicialmente conmoción al bloquear al individuo y al reconcentrarlo sobre sí, si así no fuese el hombre lo evadiría, de esta manera ellos cumple un proceso donde el hombre aturdido, conmocionado y desubicado intenta caminos íntimos, nuevos, donde las tendencias no actúan, es el momento donde el egoísmo intenta salvarse y pedir ayuda. Pierde el sustento de sus tendencias.

Asistente 2: Tengo limitaciones con el dolor ¿Cuáles son mis tendencias que me llevan a ese estado?
Espíritu: Hay un estado inicial que es el que tratamos de promover en este trabajo, es la apertura emocional por lo espiritual en toda su significación.
El hombre desequilibra su ser espiritual al intentar comprensiones, búsquedas y promover sentimientos que a los largo de un tiempo no encuentran un punto de funcionamiento más justo.
Te invito a vivir el conocimiento con el corazón, con aquel que introduce convicción para vivir la vida, en definitiva esa convicción es la acusa el sentido de utilización que hemos hecho; te invito a dar sin sospechar que estás perdiendo. En mis palabras está contemplada mi pregunta, el motivo de tus dolencias y la forma de que construyas una nueva alternativa.

Asistente 3: ¿Cuáles son las tendencias que han provocado resentir mi salud? En cuanto a mi dolor moral si me puedes orientar sobre la conducta de mis hijos.
Espíritu: Tu tienes que comprender en este caso que la situación por la que atraviesas es como consecuencia de tus estados de hombre.
El hombre tiene que adquirir determinación, firmeza y estados conductivos, estas actitudes que te han enmarcado en esta vida con una modalidad, es la que te ha afectado y es precisamente la que tiene que hacerte reaccionar, esta reacción no tiene que verse interferida por tu dolor moral, aquel que te hace creer que víctima de esta situación.
Te invito primero a reconocer estos estados y luego poseedor de una nueva condición tratar de relacionarte con los seres; este reconocimiento oficiará de restaurador de muchas relaciones y también de tu salud.

Asistente 4: Deseo me orientes para mejor contención y aprovechamiento para la prueba, porque veo que después de estudios y reflexiones voy avanzando poquito.
Espíritu: Yo te planteo tus estados de rigidez e imposición, esto primero.
Asistente 4: He venido estudiando y he tratado de mejorarlos, a lo mejor me falta un empujoncito.
Espíritu: Te falta comprender y ser afectiva, aún dentro de la equivocación de otros.
Estas en condiciones de abordar este cambio, te pido que no te manejes enteramente por la razón, esa postura cierra la posibilidad de expresión afectiva, comprende, se lógica, pero extiende tu afecto.

Asistente 5: Mi pregunta es con respecto a las circunstancias difíciles algunas, otras no tanto, cuando surgen me evado de los problemas, dirijo mi atención a otras cosas o me retrotraigo y no exteriorizo, esa es mi tendencia.
Espíritu: Bien, en mi respuesta del trabajo anterior esta contenida la respuesta a tu actual planteo, no obstante agregaré lo siguiente, precisas crecer y madurar emocionalmente y así como te he planteado hacerte cargo de la espiritualidad te planteo que en ella te incluyas a ti misma. Te observamos en un momento propicio a tu crecimiento y creemos que podrás dar ese paso, paso que le temes pero que una vez realizado te proporcionará inmensos momentos de paz.

Asistente 6: Analizando ahora sentí que no tenía contacto con el dolor en mí, pero si puedo tener contacto con el dolor para socorrer a las personas, me agradaría me orientes.
Espíritu: Estás percibiendo una realidad que hoy no puedo profundizar ni ahondar mas. 
Te pido que no te inhibas y fortalezcas tus decisiones en ese sentido y tus miedos tratando de reconocer que eres un espíritu con una finalidad, la de crecer espiritualmente y moralmente, tus miedos que no te impulsen a recluirte y buscar justificación en estados de la razón y de los hombres, por ahora solo iníciate en esta búsqueda y reconocimiento.

Asistente 7: Pensaba que cuando una persona tiene dolor moral y se encierra, eso se traduce a lo físico. ¿qué mecanismo ocurre en el espíritu encarnado con relación a eso?
Espíritu: Le respondí a tu esposa que búsquedas íntimas que no son bien sobrellevadas generan desequilibro, esta es una muestra directa para el caso que estás planteando; el ser sabe más no acepta, comprende la ley, más no se incluye, conoce sus beneficios más le escapa.
Esta situación de dolor moral comienza como desestabilizador anímico, más atenta contra la lucidez del hombre, ya que su razón distorsiona los hechos, sus consecuencias físicas son también a nivel de irrigación y obstaculización del torrente a nivel cerebral.

Asistente 8: Frente al dolor ha acrecentado en mi la fe en la espiritualidad y cuando me posicioné frente al dolor todo se suaviza, me agradaría me orientes para la fuerza, para que ese abatimiento no sea tanto.
Espíritu: Ahí comprendo perfectamente la situación humana, es real la distancia en establecer el equilibrio, yo solo puedo llamarte a crear fuerzas en ese sentido y a saber que ello evidencia tu condición espiritual, crear fuerzas en ese sentido representa crear a diario acciones mentales y emocionales en favor del espíritu y de todo lo que significa el y su vida.
Asistente 8: Cuando mas lúcido es uno, con su insistencia...
Espíritu: Es el camino.

Asistente 9: Con respecto al dolor, cuando me corresponde a mi lo acepto con miedos, pero lo acepto, pero cuando está relacionado a mis hijos me desequilibro, mis tendencias incide más que la fe que puedo tener, deseo me orientes.
Espíritu: Yo quiero corregirte, en realidad tu tendencia real es aquella que se muestra frente al dolor de tus hijos, tienes que indagar ya que tu aceptación en ti no es tal, sino que es parte de una estructura personal de desvalorización que ya te he mencionado.
Estas palabras sirvan para introducirte en una búsqueda distinta más profunda y con ganas de descubrir variantes que te promuevan a una nueva vida.

Director: Hemos agorado las inquietudes generales e individuales. Nos abocaremos el próximo jueves al estudio de esta sesión. ¿Antes de cerrar deseas decir algo? 

Espíritu: No quiero concluir este trabajo sin dejar de llamarlos a que traten de descubrir la esencia de la vida y en ello establezcan que sirve y que que tiene un valor secundario.
El hombre se entretiene y la vida pasa, y como Espíritu yo no puedo dejar de ver en ello, aún, una experiencia positiva y llena de posibilidades, ya que la vida es eterna y eternas son las posibilidades conscientes o inconscientes.
Los llamo a aprovechar la vida por el valor inmenso e intenso que tiene cuando el espíritu logra posicionarse y vencerse.
Los invito también a no pensar en función de hoy, los invito a intentar ver y mantener a diario el estado de la eternidad. 
Buenas noches.
Espíritu de Bien.


OBSERVACIONES:

En esta sesión podemos observar varias de las cuestiones planteadas en el articulo anterior con respecto a el procedimiento, al nivel de Espíritus que se comunicaron, sus roles y el objetivo de la sesión.

Por ejemplo:
  1. Antes de iniciar la sesión con los asistentes el equipo mediumnico se reunió y pidió al Guía del conjunto que establezca las correcciones necesarias para garantizar el trabajo. Por esa razón, los integrantes del mismo hicieron una reflexión y reconocimiento de los estados que podrías afectar el trabajo. Una vez reconocido y aceptado el error este se disipa y permite la acción compensadora de los espíritus que colaboran con el trabajo. 
  2. El Espíritu Guía orienta al director sobre cual es el objetivo de la sesión y por ende hacia donde deben ser dirigidas las reflexiones por parte de los asistentes, quienes una vez que comprenden el objetivo de la sesión podrán recibir el mensaje adecuado para cada caso.
  3. En este trabajo se presentaron dos Espíritus para colaborar: el Espíritu Guía como garantía del trabajo y avalando es estado de bien la sesión y, el Espíritu de Bien encargado de orientar las inquietudes de los asistentes. Esto no quiere decir que solo estaban presentes ellos dos, solo que ellos fueron los encargados de llevar adelante el trabajo. El resto de los Espíritus colabora brindando información de los asistentes para que la respuesta sea la mas adecuada para cada individuo. El Espíritu Protector de cada persona y los Espíritus familiares transmiten al Espíritu de Bien la realidad espiritual del asistente y este le brinda la respuesta mas adecuada a su entendimiento.
  4. En la traducción se quitaron los nombres de los asistentes para evitar que las personas saquen conjeturas provenientes de prejuicios personales. Cada orientación individual sirve de forma universal ya que como podemos observar la variedad de problemáticas que se presentaron nos permiten reflejarnos personalmente y sentirnos identificados, de esa forma la respuesta del Espíritu nos sirve a todos.
  5. Si se observa, el Espíritu que orienta siempre lo hace con respeto, bondad, comprensión y firmeza, características de un Espíritu de Bien. No le indica a la persona lo que debe hacer, solo lo orienta hacia donde debe reflexionar su búsqueda para no intervenir en su libre albedrío. Esa es otra característica de un Espíritu de bien.
  6. Los Espíritus que intentan dominarnos, diciéndonos lo que debemos hacer son Espíritus manipuladores que desean confundirnos o satisfacer su orgullo dándonos recetas infalibles que cuando intentamos ponerlas en práctica nos producen mas dolor moral.
  7. Los Espíritus de Bien conocen nuestra condición de espíritus en error aún, y con amor y paciencia nos orientan para que descubramos cual es el camino a recorrer.
Sesión realizada en F.E.D.E - Santa Rosa - La pampa

Reflexionamos:
Muchas son las cosas que se dicen y se piensan de las sesiones mediumnicas en los centros espiritas, y poco se sabe de lo que realmente allí sucede.
Nos preguntamos ¿acaso no sería más fácil y llevadera nuestra vida si todos tuviésemos la posibilidad de dialogar con Espíritus de Bien que nos orienten? ¿Qué nos detiene?

Es verdad que esa posibilidad lleva una responsabilidad muy grande porque ya no puedo seguir haciendo lo que quiero y como quiero; una vez que comprendo esta nueva visión de la vida comienzo a reflexionar a ser consciente de mis acciones, mis pensamientos y sentimientos.
Algún día tomaremos conciencia de la responsabilidad de nuestros actos y del verdadero objetivo de la vida y podremos, de esa forma, transitar la vida con mas fortaleza y menor sufrimiento, porque sabremos que no estamos solos, que el dolor es pasajero y necesario siempre y cuando mi espíritu no pueda transitar el camino de la evolución con conciencia y en equilibrio con la ley de Dios.
Escuchamos hablar de un nuevo despertar de conciencia, he aquí ese nuevo despertar.



Con el deseo de colaborar con el trabajo de impulso del Mundo Espiritual.
AMOR FRATERNAL.